La importancia del inglés en la educación

Uno de los factores de acceso a mejores oportunidades en un mundo globalizado como el que vivimos es el dominio del inglés. Más allá de cualquier consideración ideológica, esta lengua se ha convertido en la puerta para el acceso a la tecnología, a la ciencia  y es casi un idioma universal en las comunicaciones entre personas de diferentes nacionalidades.
Por ello, no es casual que muchos países hayan emprendido programas de enseñanza del inglés desde la escuela y que hagan esfuerzos porque  los  estudiantes adquieran un nivel de suficiencia que les permita comunicarse en este idioma  como una segunda lengua.
En nuestro país, sin embargo, es evidente el rezago de los estudiantes en el dominio del inglés, las horas asignadas a su enseñanza son irrelevantes y aunque es parte de la currícula de manera tradicional, es poco o nada lo que se logra con la carga horaria que se asigna (generalmente uno o dos periodos de 45 minutos por semana y solamente en algunos grados de la currícula)  y con la escasa importancia que se le da en el contexto de la formación estudiantil.
Por ello, resulta destacable la reflexión del ministro de Educación, Roberto Aguilar, quien sostuvo que una de las debilidades del Estado es que existe una carencia de maestros de inglés técnico, especialmente para el ciclo de secundaria. La autoridad dijo que actualmente en el magisterio existen cerca de 2.000 docentes de idiomas y que faltaría una cifra similar de ellos para alcanzar lo que se requiere para mejorar la formación de los alumnos en inglés.
Aguilar además resaltó la intención del Estado de que la formación de idiomas en secundaria ponga énfasis en el nivel técnico, “porque en computación (software y hardware) todos ya conocemos”. Asimismo, hizo referencia a otro punto que es valorable de acuerdo a los estándares internacionales de calidad de educación, y es que en la primaria, la educación sea trilingüe (en un idioma nativo, uno extranjero y el castellano) y que es preciso que los profesores de primaria estén preparados para ello.

Sin duda son buenas noticias para la educación. Todo lo que se haga para modernizar la enseñanza y poner mejores herramientas y oportunidades al alcance de las y los estudiantes bolivianos es digno de destacar. Si a ello se añade la decisión anunciada por el Presidente de ampliar la jornada escolar a siete horas desde el próximo año, estaremos ante un conjunto de medidas que pueden transformar el nivel de la educación en el país que, como se ha mencionado en varias oportunidades, es una de las deudas pendientes con el desarrollo integral del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *